16 Y el que estaba sentado en la nube blandió su hoz sobre la tierra, y la tierra fue segada.