13 Porque El nos libró del dominio de las tinieblas y nos trasladó al reino de su Hijo amado,