20 Hijos, sed obedientes a vuestros padres en todo, porque esto es agradable al Señor.