26 He aquí, hoy pongo delante de vosotros una bendición y una maldición: