14 Pues la palabra está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la guardes.