4 El que observa el viento no siembra, y el que mira las nubes no siega.