17 Las palabras del sabio oídas en quietud son mejores que los gritos del gobernante entre los necios.