15 Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios,