38 Y sus despabiladeras y sus platillos serán de oro puro.