3 Dijo además Abram: He aquí, no me has dado descendencia, y uno nacido en mi casa es mi heredero.