33 Y lo llamó Seba; por eso el nombre de la ciudad es Beerseba hasta hoy.