31 Y le salió el sol al cruzar Peniel, y cojeaba de su muslo.