12 Entonces José los tomó de las rodillas de Jacob, y se inclinó con su rostro en tierra.