12 Sus ojos están apagados por el vino, y sus dientes blancos por la leche.