9 de dos en dos entraron con Noé en el arca, macho y hembra, como Dios había ordenado a Noé.