36 Puesto que estos hechos son innegables, debéis guardar calma y no hacer nada precipitadamente.