39 pero si es de Dios, no podréis destruirlos; no sea que os halléis luchando contra Dios.