18 Por breve tiempo poseyó tu santuario tu pueblo santo; nuestros adversarios lo han pisoteado.