13 Como uno a quien consuela su madre, así os consolaré yo; en Jerusalén seréis consolados.