17 Recoge del suelo tus pertenencias, tú que moras sitiada.