34 sino que pusieron sus abominaciones en la casa que es llamada por mi nombre, profanándola.