6 Oíd, os ruego, mi razonamiento, y prestad atención a los argumentos de mis labios.