17 aunque no hay violencia en mis manos, y es pura mi oración.