6 Si hablo, mi dolor no disminuye, y si callo, no se aparta de mí.