3 Coloca, pues, contigo una fianza para mí; ¿quién hay que sea mi fiador?