8 El ha amurallado mi camino y no puedo pasar, y ha puesto tinieblas en mis sendas.