21 Nada le quedó por devorar, por eso no dura su prosperidad.