11 Las columnas del cielo tiemblan, y se espantan ante su reprensión.