22 El Abadón y la muerte dicen: "Con nuestros oídos hemos oído su fama."