3 Mis palabras proceden de la rectitud de mi corazón, y con sinceridad mis labios hablan lo que saben.