6 He aquí, yo como tú, pertenezco a Dios; del barro yo también he sido formado.