23 Porque El no necesita considerar más al hombre, para que vaya ante Dios en juicio.