13 Mas los impíos de corazón acumulan la ira; no claman pidiendo ayuda cuando El los ata.