28 que derraman las nubes, y en abundancia gotean sobre el hombre.