4 Porque en verdad no son falsas mis palabras; uno perfecto en conocimiento está contigo.