26 ¿Pensáis censurar mis palabras, cuando las palabras del desesperado se las lleva el viento?