21 Aún ha de llenar de risa tu boca, y tus labios de gritos de júbilo.