22 Todo es lo mismo, por tanto digo: "El destruye al inocente y al malvado."