28 temeroso estoy de todos mis dolores, sé que tú no me absolverás.