36 y vio a Jesús que pasaba, y dijo<***>: He ahí el Cordero de Dios.