19 y muchos de los judíos habían venido a casa de Marta y María, para consolarlas por la muerte de su hermano.