30 Y Judas, después de recibir el bocado, salió inmediatamente; y ya era de noche.