1 Acuérdate, oh SEÑOR, de lo que nos ha sucedido; mira y ve nuestro oprobio.