1 "No os haréis ídolos, ni os levantaréis imagen tallada ni pilares sagrados, ni pondréis en vuestra tierra piedra grabada para inclinaros ante ella; porque yo soy el SEÑOR vuestro Dios.
2 "Guardaréis mis días de reposo, y tendréis en reverencia mi santuario; yo soy el SEÑOR.
3 "Si andáis en mis estatutos y guardáis mis mandamientos para ponerlos por obra,
4 yo os daré lluvias en su tiempo, de manera que la tierra dará sus productos, y los árboles del campo darán su fruto.
5 "Ciertamente, vuestra trilla os durará hasta la vendimia, y la vendimia hasta el tiempo de la siembra. Comeréis, pues, vuestro pan hasta que os saciéis y habitaréis seguros en vuestra tierra.
6 "Daré también paz en la tierra, para que durmáis sin que nadie os atemorice. Asimismo eliminaré bestias dañinas de vuestra tierra, y no pasará espada por vuestra tierra.
7 "Y vosotros perseguiréis a vuestros enemigos y caerán a espada delante de vosotros;
8 cinco de vosotros perseguirán a cien, y cien de vosotros perseguirán a diez mil, y vuestros enemigos caerán a espada delante de vosotros.
9 "Me volveré hacia vosotros y os haré fecundos y os multiplicaré y confirmaré mi pacto con vosotros.
10 "Y comeréis las provisiones viejas y sacaréis lo añejo para guardar lo nuevo.
11 "Además, haré mi morada en medio de vosotros, y mi alma no os aborrecerá.
12 "Andaré entre vosotros y seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.
13 "Yo soy el SEÑOR vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto para que no fuerais esclavos de ellos; rompí las varas de vuestro yugo y os hice andar erguidos.