10 Pero en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, salid a sus calles, y decid: