25 Grandes multitudes le acompañaban; y El, volviéndose, les dijo: