15 Entonces uno de ellos, al ver que había sido sanado, se volvió glorificando a Dios en alta voz.