41 Cuando se acercó, al ver la ciudad, lloró sobre ella,