13 Y de repente apareció con el ángel una multitud de los ejércitos celestiales, alabando a Dios y diciendo: