29 Ahora, Señor, permite que tu siervo se vaya en paz, conforme a tu palabra;